4 consejos inteligentes para educar a los niños para que sean independientes y valientes desde una edad temprana

Es posible que a menudo se sienta molesto cuando ve a su hijo que se muestra reacio a conocer a sus compañeros sin estar acompañado por los más cercanos a ellos, o niños que no quieren disculparse después de lastimar accidentalmente a su hermano mientras juegan juntos. De hecho, hay muchos otros ejemplos reales que a menudo te hacen sacudir la cabeza con entusiasmo. La razón es simple, a saber, porque los niños no están preparados cuando tienen que lidiar con condiciones que no les gustan, por lo que se encogen mentalmente.

De hecho, ser independiente y valiente son dos puntos característicos que idealmente todos deberían tener. Sin excepción para los niños. Entonces, ¿cómo educar a los niños para que sean independientes?

Así es como educar a los niños para que sean independientes y valientes

En realidad, no es demasiado tarde para empezar a infundir valor en los niños. Uno de ellos es educar a los niños para que sean independientes para que se sientan más seguros de hacer todo por sí mismos. Así es como se puede hacer:

1. "Presentar" a los niños al mundo exterior

Muchas opiniones dicen que los hábitos y la personalidad de una persona comienzan a formarse desde la infancia. Pues no dejes que este miedo y no te atrevas a seguir rodeando al niño hasta que crezca.

Si uno de los problemas que los niños enfrentan a menudo es que siempre son tímidos, tienen miedo e incluso se niegan a mezclarse con las personas que los rodean, intente llevarlos a conocer a más personas con más frecuencia. Al principio, el niño puede sentirse un poco incómodo e incómodo.

Por lo tanto, primero lleve al niño a conocer a otras personas en un ámbito pequeño y luego aumente gradualmente. Puedes empezar llevándolo a jugar al parque por la tarde, donde hay muchos niños de su edad.

De manera indirecta, este método ayudará a los niños a no "sorprenderse" cuando se enfrenten a cosas nuevas que quizás no hayan encontrado antes.

2. Deje que los niños tomen sus propias decisiones

La decisión de hacer algo generalmente proviene del interior de una persona. Un niño independiente suele depender menos de los demás.

Como padre, realmente no puede obligar a su hijo a tomar ciertas decisiones. Si sigues haciéndolo, tu pequeño se sentirá menos cómodo o incluso no será sincero en el cumplimiento de sus obligaciones.

Tomemos, por ejemplo, cuando su pequeño dice "Yo no quiero ir a clase hoy si mi amigo no ingresar". Esa es una señal de que no ha podido hacer frente a sus obligaciones sin la ayuda de los demás. Recuerde, ¡no se enoje todavía!

En su lugar, puede alentarlos y brindar opiniones sobre las decisiones que tomarán como una forma de educar a los niños para que sean independientes y no tengan miedo de tomar sus propias decisiones. Dé una explicación de los lados positivo y negativo si hace esto.

3. Sea un "protector" para los niños

Algunos niños parecen hacer algo fácilmente o probar cosas nuevas armados con una pasión ardiente. Sin embargo, es inversamente proporcional a algunos de los otros niños que prefieren retirarse porque se sienten dudosos, avergonzados y temerosos de no intentar cosas nuevas.

En este caso, refrena tus emociones de gritarle a tu hijo por no ser valiente. En realidad, es normal que los niños se sientan inseguros cuando hacen algo que todavía les resulta extraño. Por ejemplo, al conocer gente nueva, familiarizarse con el agua al nadar por primera vez o simplemente intentar hacer surf.

Tu trabajo aquí es como refugio para el niño y hacerlo sentir cómodo. Es mejor acompañar al niño hasta que se reúna el valor para realizar la actividad.

Mientras lo calma, apoye al niño diciéndole "Oh se ve divertido, ¿verdad? tu eres real no ¿quiero probar? ¿Me acompañas? ", O diga otra frase si puede despertar el entusiasmo del niño.

4. Aprecia todos los esfuerzos

Después de que tu pequeño haya logrado desarrollar una actitud de valentía e independencia poco a poco, asegúrate de que tú y tu familia siempre lo elogien. Incluso cuando falla, no necesariamente reduce su interés en desarrollarse.

Muestre y exprese lo feliz que está por los esfuerzos que ha hecho su pequeño. Aunque parezca trivial, apreciar todos los esfuerzos de los niños puede inspirar a los niños a seguir adelante y querer desarrollar una actitud valiente e independiente.

¿Mareado después de convertirse en padre?

Únase a la comunidad de padres y encuentre historias de otros padres. ¡Usted no está solo!

‌ ‌

Mensajes recientes